Un nuevo escenario político inmediato, más allá de que ya surjan voces que hablan del fin de una era, es lo que se presenta desde este lunes para la Nueva Mayoría a partir de la decisión de Ricardo Lagos de bajar su candidatura presidencial tras no recibir el apoyo del Partido Socialista. La pregunta que emana desde ya es qué pasa con las primarias del 2 julio cuando en carrera quedan sólo dos candidatos.

“Hoy día, quedando solamente Guillier, yo veo cada vez más difícil la posibilidad de una primaria”, plantea la senadora y carta de la DC, Carolina Goic. La falangista precisa que la decisión se tomará el 29 de abril en la junta nacional del partido, pero de todos modos instala la duda al vislumbrar la opción de ir directamente a la papeleta en noviembre.

Goic dice que la posibilidad de restarse de la primaria “no es porque no sea un mecanismo que nosotros validemos, al contrario, la DC fuimos de los primeros partidos en hacer primarias para nuestras definiciones, sino más bien porque lo que nos falta es la discusión de fondo, que coalición somos capaces y queremos construir”. “Y yo veo más bien por un lado una izquierdización del bloque, por otro lado a Sebastián Piñera cada vez más a la derecha y un centro político, la gran clase media, que es a la que aspiramos representar nosotros. Y esa es la discusión más de fondo, más que solo el mecanismo y los nombres”, subraya.

Desde el PS, en tanto, el timonel Alvaro Elizalde afirma que lo de ellos son las primarias, que por eso se jugarán. Por eso y por llevar un programa de gobierno y una lista parlamentaria única. “Vamos a contribuir a la unidad de la Nueva Mayoría”.

“Nuestra prioridad es tener una primaria, nos la vamos a jugar”, indica.

En el Partido Radical, Ernesto Velasco sostiene que Guillier será candidato con o sin primarias, aún cuando esperan converger con la DC. “Espero de corazón y razón que con la DC tengamos la capacidad de recuperar amistad cívica”.

Finalmente, desde el PPD, el partido que le pidió a Lagos seguir pese al portazo del PS, su presidente, Gonzalo Navarrete, dice que “siempre hemos tenido la voluntad de acentuar la unidad con la centro izquierda y en especial con el Partido Socialista. Vamos a tener que entrar en una etapa de conversar de cuáles son los contenidos que el PS quiere poner en la centro izquierda. Entendemos lo que hicieron pero no estamos de acuerdo con lo que hicieron”.

En el gobierno en tanto indican que la decisión es de los partidos y que no hay que sacar conclusiones apresuradas ni especular sobre algo que no ha pasado.