Así como lo hizo casi siete meses atrás cuando predijo la bajada de Lagos, el exministro e histórico de la Concertación, Genaro Arriagada, habla del escenario que se viene para la DC cuando cunde la presión en el oficialismo para que no corra con colores propios y respete el acuerdo de ir a las primarias del oficialismo.

“Me parece que la DC no va a ir a una primaria, porque es prácticamente cometer un suicidio en el sentido de que va a ser una elección en la que prácticamente todos los partidos van a estar en contra de ella y las posibilidades de ganar son nulas”, lanza de entrada el habitual columnista de diarios en una entrevista con La Segunda.

Arriagada opina además que las primarias abiertas vienen siendo un peligro, pues “han sido una vía para radicalizar los partidos”.

En ese sentido plantea que lo lógico es moverse ahora. Para ello dice que luego de la decisión que debe tomar la falange el 29 de abril, habrá que “iniciar un despliegue en todo el país y rápido”.

Tras proferir esa idea, insiste en que la cosa para su partido es clara: “primera vuelta y dos listas parlamentarias. En una sola no cabe toda la Nueva Mayoría y hay que cumplir una cuota de género”.

Genaro Arriagada afirma que no habla como militante, sino que lo hace en frío. Como analista político. “La DC tiene que saber que si la alianza de la que forma parte continúa girando hacia la izquierda descapitaliza el centro”.

Sobre el final, asevera que una sociedad puede perfectamente vivir en un ambiente político de tres tercios e incluso cuatro.