Poco antes de las 17 horas el Instituto Nacional de Estadísticas hizo un llamado urgente a la población a cooperar como censistas en locales de la Región Metropolitana donde faltaban voluntarios.

Según Emol, parte del plan involucraba que los censistas que ya hubiesen completado su jornada, se sumaran a los hogares no censados.

Las comunas que a esa hora aún requerían censistas eran San Ramón, San Miguel, Pedro Aguirre Cerda, San Joaquín, Ñuñoa, Macul, Maipú, Las Condes, La Pintana, La Granja, La Florida, La Cisterna, Huechuraba, Conchalí y Cerro Navia, lugares que sumaban 50 locales.

La situación se produce en medio de reclamos en redes sociales de decenas de usuarios que alegan que sus hogares aún no han sido censados.

Lo anterior se suma a que a primera hora de la mañana había un exceso de encuestadores en algunos locales por lo que se produjo desorden en el inicio del proceso.