La empresa Aguas Andinas anunció que se encuentra reiniciando de manera parcial la producción del agua potable para la población desde las 7:30 horas de la mañana de este viernes. La noticia se da pese a que siguen siendo altos los niveles de turbiedad del río.

Según consigna La Tercera, las viviendas afectadas pasaron de 884.641 a 733.488, todo esto gracias a la mejora en las condiciones, lo que posibilitó trabajar de mejor manera en el problema.

La firma manifestó que “si las condiciones del rió continúan mejorando y permiten que la producción de agua potable alcance los niveles de normalidad, durante el día se iniciarían las labores de reposición del servicio”.

Añadió que “lamenta los inconvenientes causados por este evento de fuerza mayor, que logró superar la capacidad de sus obras de seguridad para mitigar los efectos del cambio climático. Estas inversiones elevaron en un 25% las reservas de agua potable, duplicaron la seguridad del servicio, lograron mitigar 30 eventos de alta turbiedad y evitaron 15 cortes de agua desde que entraron en operación en 2014”.

El superintendente de Servicios Sanitarios, Rolando Bruna, sostuvo a radio Cooperativa que tras vencer a la emergencia, “analizaremos cómo actuó Aguas Andinas”.