Algún día se sabrá o alguien confesará si es que lo de las bolitas calientes era real o simple mito urbano. Si los sorteos efectivamente se arreglaban en el fútbol o el azar hacía su labor. En fin, a razón de la tómbola de la Champions de este viernes para definir las llaves de semifinales, volvió a instalarse la polémica cuando el encargado de escoger la pelotitas, Ian Rush, agarró sin dudar, como a sabiendas de lo que saldría.

“¿Bolas calientes? Muy misterioso cuando salió la del Atleti… Ian Rush fue directamente a por una bola en concreto. Prácticamente no removió las demás. La que escogió deparó un nuevo derbi en Champions”, apunta desde España el medio deportivo AS.

“La primera bola que salió en el sorteo de semifinales de Champions League fue la del Real Madrid. Ian Rush removió con fuerza todas las bolas del bombo. Hasta ahí todo normal. En la siguiente bola llegó el misterio y la sospecha ya que el galés fue directamente a por la del Atleti sin apenas mover las demás bolas”, sostiene el mismo medio, situación que en todo caso puede revisarse en el video.

“La absurda teoría de las bolas calientes que circula por la red. Ian Rush, el embajador de la final de Cardiff y el encargado de sacar las bolas en el sorteo, fue directamente a por una de ellas, sin remover las bolas, como si ya supiera de qué rival se tratara. Tras sacar en primer lugar la bola del conjunto blanco, Rush no removió el resto de bolas y acabó escogiendo la bola que deparaba otro derbi europeo. ¿Bolas calientes o absurda teoría?”, complementó por su parte Marca.

Desde Barcelona, donde los duelos deberán verse por la tele, el diario Sport sostuvo con picardía: Curioso, pues, que ahora se hable en Madrid de bolas calientes.

Bueno, si es que no quedó del todo claro, las semis son: Real Madrid-Atlético de Madrid, y Juventus-Mónaco. Los duelos son el 2 y 3 de mayo la ida y el 9 y 10 la vuelta. La final, en Cardiff el 3 de junio.