Aun cuando el cambio climático es una realidad, se están derritiendo los glaciares y todo eso, el intendente metropolitano, Claudio Orrego, le tiró las orejas a la sanitaria Aguas Andinas y le pidió evitar esa excusa para justificar el corte del suministro.

“Cuando hay un cambio climático, las empresas tienen que adaptarse, hacer inversiones, y es evidente que éstas no se han hecho, han sido insuficientes. Ya tenemos tres cortes masivos de agua potable en un año”, se quejó.

Orrego admitió “hay condiciones climáticas, sin duda alguna, pero eso no exime a la empresa de la responsabilidad de hacer inversiones para resguardar a la ciudad de Santiago, ante estas nuevas realidades climáticas”.

La autoridades agregó que no existen impedimentos del tipo permisos como para que la empresa no materialice las inversiones que disminuyan los riesgos de episodios como el de ayer. El tercero del año, ya se dijo.”Nosotros pusimos fast track a todas las aprobaciones ambientales”, recalcó.

Finalmente y sobre eventuales compensaciones, manifestó que “eso es lo que tiene que investigar la Superintendencia (de Servicios Sanitarios), ente que regula a una empresa monopólica como es Aguas Andinas, y esperamos que ellos se refieran a esto”.

Mientras tanto, el Sernac ofició a la sanitaria e indicó que tiene un plazo máximo de 10 días hábiles para dar a conocer las razones de la suspensión del servicio que tuvo a 27 comunas de la región Metropolitana sin agua potable.