El senador gremialista, Hernán Larraín, fue uno de los personajes de la derecha que habló sobre la muerte del dueño de El Mercurio, Agustín Edwards Eastman.

Consultado por Radio Bío Bío, Larraín dijo inicialmente que “pienso que a la gente hay que juzgarla por sus frutos”.

En este sentido el senador UDI añadió que “hay muchos países donde los diarios están en retirada, pero aquí el trabajo que se ha hecho permite pensar que Agustín Edwards ha hecho una contribución a la prensa nacional”.

Consultado por el rol de Agustín Edwards Eastman durante la dictadura de Pinochet, Larraín contestó que “en tiempos de Salvador Allende, cuando el país se destruía y se aniquilaban las instituciones, dio un testimonio de libertad, democracia, respeto al orden jurídico e institucional muy importante”.

Al mismo tiempo, el congresista por la Séptima Región añadió que “Si bien hubo todo tipo de intentos para quitarle el oxígeno, al final creo yo que la contribución a la causa de la libertad que hizo El Mercurio, siguiendo sus principios, fue muy relevante”.

Precisando sobre su labor durante la dictadura, el senador Larraín declaró que “Cuando entré a trabajar al diario como redactor en la década de los 80, pude escribir editoriales con mucha libertad”, agregando que “si bien se cometieron errores, también hubo capacidad de conocimiento y contribuciones para que el país pudiera retomar el camino hacia la normalidad democrática”.