El senador y candidato presidencial, Alejandro Guillier, se mostró tranquilo y contento con la irrupción y rápido crecimiento de la carta del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, en los últimos resultados de la Encuesta Adimark de abril.

Tras obtener un 19% -sólo 8 puntos más que la periodista- Guillier indicó que “me alegra que a otros candidatos les vaya bien. Yo no soy el monopolio del progresismo en Chile, soy un demócrata, creo en la diversidad dentro de nuestros puntos de vista”.

Añadió que “nunca hay que temer que surjan otras opciones, porque eso revela que el mundo está cambiando muy rápido y tenemos que ser capaces de renovarnos”.

A renglón seguido, aseguró no sentirse preocupado por perder electorado que se vaya con Sánchez, ya que “las encuestas no son los mismo que las campañas. La campaña no ha partido, cuando parta y sobre todo cuando ya se socialicen las propuestas que se están construyendo, ahí vamos a ir viendo el peso específico de las distintas candidaturas”.

“El progresismo le gana lejos a la derecha. Por lo tanto depende que seamos capaces de tener unidad de propósitos y entender cuál es el objetivo principal, que es derrotar a la derecha”.