La participación en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Francia alcanzó el 28,23 % al mediodía (10.00 GMT), prácticamente la misma cifra que la registrada a esa misma hora en la primera ronda, que fue del 28,54 %, informó el Ministerio del Interior.

La primera vuelta, celebrada hace dos semanas, acabó con una participación final del 77,77%.

Con respecto a la segunda vuelta de las presidenciales de hace cinco años, la cifra de hoy supone una leve bajada, pues aquella vez el 30,66 % de los franceses con derecho a voto había acudido a esa hora a los colegios electorales. Esos comicios se cerraron con un 80,35 % de participación.

Sin embargo, la tasa de hoy es bastante inferior a la participación al mediodía en el balotaje en 2007, que fue del 34,11%, aunque en aquella ocasión hubo una concurrencia inusualmente alta a las urnas.

Desde 1969, la segunda vuelta de las presidenciales lleva a más gente a los colegios electorales que la primera.

Los analistas consideran que una participación alta beneficiará las opciones del socioliberal Emmanuel Macron frente a su rival, la candidata ultraderechista Marine Le Pen.

Sin embargo, las adversas condiciones meteorológicas en gran parte de Francia y el rechazo que suscitan ambos candidatos en parte de la sociedad francesa habían despertado dudas sobre un posible aumento de la abstención.