La Fiscalía Nacional Económica (FNE) resolvió archivar una denuncia interpuesta en septiembre del año pasado por WOM contra Entel, Movistar y Claro, firmas a las que acusaba de incurrir en determinadas conductas exclusorias; vale decir, competencia desleal, como bloqueo de teléfonos mediante software y la no adquisición de equipos compatibles con la banda de frecuencia, esto en el mercado minorista; y la negativa de venta y estrangulamiento de márgenes en el mayorista.

La FNE resuelve que al considerar la efectividad de las conductas denuncias por WOM, en el caso particular de equipos no compatibles con la frecuencia AWS, el análisis muestra que no coincide y que además “existirían explicaciones al patrón de importaciones observado durante el año 2015, razones por las cuales se descarta esta arista de la denuncia”.

Agrega el ente fiscalizador que al respecto la autoridad ha tomado medidas frente a esta situación, como una norma técnica que busca fomentar la competencia por equipos que sean compatibles con las diversas compañías que operan en el mercado de la telefonía móvil.

Sobre la acusación de estrangulamiento de márgenes, dice que “no se configura”, dado que WOM “renunció a la aplicación de la cláusula de reajuste de precios establecida en su contrato, procediendo a negociar directamente con la compañía denunciada”.

Finalmente, anuncia que la arista de la negativa de venta fue desestimada pese a que “una de las denunciadas restringió el ámbito de aplicaciones”.