Por segunda vez declaró ayer viernes el autodenominado economista Rafael Garay ante la Fiscalía de Alta Complejidad Metropolitana Centro Norte, donde reconoció su vida de lujos y también aseguró que a algunos de sus exclientes les pagó una suma que bordea los 500 millones de pesos.

El ingeniero además devolvió otros 500 mil pesos para “reparar el mal causado”, los que se suman a los primeros 500 mil pesos entregados antes al Ministerio Público, según publicó hoy El Mercurio.

Cabe recordar que Garay está en prisión preventiva desde el 16 de marzo y acumula denuncias de 37 querellantes por un monto total de más de 1.600 millones de pesos. Le queda poco.