El presidente del Partido Progresista, Camilo Lagos, aseguró que los chilenos no quieren aventuras políticas como el Frente Amplio, todo esto mientras la colectividad que lidera se encuentra en proceso de acuerdo parlamentario y de segunda vuelta con la Nueva Mayoría.

En conversación con La Tercera, Lagos afirmó que “hemos venido trabajando en tender puentes y llamando a la unidad. Hablamos de primarias para todos los cargos, pero eso no fue posible. Finalmente, la Nueva Mayoría decidió no ir a primarias. Hemos transmitido que hay que desdramatizar la primera vuelta, abordarla con un sentido democrático y entender que va a ser la gran primaria de la centroizquierda y el progresismo. Pero para que se convierta en eso tenemos que llegar a un acuerdo parlamentario que nos permita construir una mayoría progresista de centroizquierda en el Parlamento y un acuerdo para la segunda vuelta”.

Añadió que “creo que la posibilidad de converger en un gran acuerdo sigue siendo viable, porque las divisiones de la centroizquierda hacen más fuerte a la derecha. Al menos seguiremos haciendo esfuerzos y las puertas no están cerradas”.

Al ser consultado por la intención del PRO de ahora sí negociar con la Nueva Mayoría y si aquello resultaba conveniente electoralmente, sostuvo que “me inscribí en los registros electorales para votar por Marco. Vi ahí una alternativa política que rompía una hegemonía conservadora de la Concertación. Fuimos muy críticos de eso y estuvimos en lo cierto. Pero esa Concertación terminó muriendo, terminó ampliándose a las fuerzas de izquierda, que fueron el PC, la Izquierda Ciudadana y el MAS. Y se formó la Nueva Mayoría, triunfó Bachelet enarbolando muchas banderas de las reformas que eran nuestras banderas en 2009. Y llegó a La Moneda y llevó adelante profundas reformas, algunas mal hechas, que enfrentaron a los sectores conservadores, pero que dentro de su espíritu original eran absolutamente progresistas”.

Precisó en este punto que “nuestro acercamiento no es a la vieja Concertación, porque la hegemonía política dentro de este bloque también cambió, surgieron liderazgos más jóvenes. La Nueva Mayoría ya no es la Concertación, ya no hay hegemonía de los sectores conservadores. En el PS ya no es Escalona quien monopoliza el poder”.

Respecto al surgimiento del Frente Amplio, el timonel del PRO manifestó que “entendemos que nuestra diferencia hoy es que creemos que los cambios se tienen que hacer en unidad, no vetando, marginando ni construyendo muros. Y para eso, las fuerzas que han gobernado los últimos 20 años este país son muy necesarias”.

“La DC y los partidos de la Nueva Mayoría le dan a Chile estabilidad, y los chilenos no están disponibles para aventuras como el Frente Amplio”, cerró.