Gran polémica generó este martes en el Congreso, el homenaje que la derecha le quiso otorgar al fallecido dueño de El Mercurio y cómplice civil de la dictadura, Agustín Edwards, acto que fue funado por el diputado Gabriel Boric.

El parlamentario por Magallanes se apareció en el hemiciclo del Senado cuando Hernán Larraín le molía la palta al difunto magnate.

Boric portaba una pancarta que con una foto de Edwards aludía a El Mercurio señalando “la versión oficial de los poderosos en dictadura y en democracia”.

En la sala estaban presentes cuatro senadores de la DC: Carolina Goic, Patricio Walker, Jorge Pizarro y Andrés Zaldívar, quien habló en el acto.