Durante la jornada de este miércoles, el ex comandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, será sometido a un careo con Nicolás Barrantes, querellante contra el ex consejero del Servel, en el marco del caso Caravana de la Muerte.

La cita se da luego de que Cheyre declarara por más de 8 horas este martes ante las oficinas de la PDI en Providencia por las presuntas torturas cometidas en el Regimiento Arica de La Serena en plena dictadura del tirano Augusto Pinochet.

Según consigna La Tercera, ayer el ministro en visita de la Corte de Apelaciones de La Serena, Víctor Hormazábal, señaló que “se buscará confrontar versiones”.

Por su lado, Barrantes indicó que “Cheyre era el que me golpeaba, se ensañó conmigo. No podía denunciarlo antes porque él estaba protegido. No tengo miedo”.