Un chascarro de aquellos se produjo este miércoles en medio de la sesión que llevaba adelante la Comisión Investigadora del caso Exalmar de la Cámara, que dice relación con las indagatorias respecto a las inversiones de una sociedad familiar del exPresidente Sebastián Piñera en la pesquera peruana, todo esto mientras se desarrollaba el litigio entre Perú y Chile en La Haya.

Según consigna La Segunda, resulta que el director de la Unidad de Análisis Financiero, Javier Cruz Tamburrino, que fue invitado a la cita, pidió que la sesión fuera declarada como secreta.

Por esta razón es que el presidente de la comisión, Fuad Chahín (DC) solicitó a los presentes que tenían que cortar las transmisiones en la página de la Cámara Baja.

El condoro llegó cuando los encargados de la transmisión al aire notaron recién 15 minutos después de la solicitud que aún se seguía mostrando lo que estaba ocurriendo en la comisión por el portal DemocraciaEnVivo.cl.

Un parlamentario habría notado el cagazo, pidiendo con esto suspender la sesión que hasta ese entonces no tenía nada de secreta.