Estas cosas pasan a ser objeto de culto cuando transcurren los años. El asunto acá es que ya circulan antecedentes respecto de la última canción que entonó en vida Chris Cornell, convertido en leyenda tras ser hallado muerto en Detroit.

Precisamente en dicha ciudad estadounidense es que Cornell se presentó antes de morir anoche. El músico de 52 daba un show ante su fanaticada fiel y para cerrar cantó Slaves & Bulldozers.

Lo particular es que mezcló el tema con In My Time Of Dying de Led Zeppelin.

Como se sabe, esa canción hace referencia a los pensamientos de un hombre antes de morir.



MÁS VIDEOS DE THC AQUÍ