El expresidente Sebastián Piñera ofreció un punto de prensa para afirmar con vehemencia que su actuar jamás ha estado reñido con la justicia, esto por la querella interpuesta por el diputado comunista, Hugo Gutiérrez, por el caso Exalmar, y por las últimas revelaciones en torno a otra sociedad instalada en un paraíso fiscal.

El ex jefe de Estado y actual candidato presidencial de RN, la UDI y el PRI refirió la comisión investigadora del caso Exalmar y citó la comparecencia de algunas autoridades, como el contralor Jorge Bermúdez y el canciller Heraldo Muñoz. Piñera dijo que tanto lo que declararon ellos como el ex agente chileno en la Haya, Alberto van Klaveren, así como el mismo fiscal Manuel Guerra, deja claro que no hay delitos cometidos. Las afirmaciones de los aludidos, en más una oportunidad, han sido claras y categóricas, subraya.

Por último, reiteró que la querella de Gutiérrez era miserable y reñida con la verdad, cuyo objetivo sólo es perjudicar su candidatura.

Las palabras del exgobernante se producen en circunstancias de que da a conocer el detalle de la declaración de patrimonio que entregó al Servel.

“Sebastián Piñera en conjunto con su señora (Cecilia Morel) declararon un patrimonio superior a US$ 800 millones, el que, por la metodología aplicada, subestima el valor económico del mismo. No es el objetivo de la DIP hacer una suma completa del patrimonio de quien declara”, se lee en documento entregado por Piñera.