Nuevamente vuelve al centro del vórtice que enlaza la política con el financiamiento irregular la polémica por las querellas, o más bien la falta de éstas, por parte del Servicio de Impuestos Internos (SII).

Este viernes la Corte de Apelaciones de Santiago desestimó rechazar, por el voto de 24 ministros, el desafuero del diputado de la UDI, Felipe de Mussy, implicado en el caso Penta, precisamente por la falta de una acción judicial del órgano recaudador.

Así al menos lo explicó el titular del Tribunal de Alzada capitalino, Miguel Vásquez, recoge Cooperativa.

La fiscalía tenía la intención de llevar a De Mussy a un juicio, pero la resolución de la justicia implica un revés para el órgano persecutor.

Ahora en más, el Ministerio Público acudirá a la Suprema para revertir el fallo.

A De Mussy se le acusa de haber recibido siete millones de pesos de parte del Grupo Penta a cambio de boletas ideológicamente falsas.

Los documentos habrían sido girados por José Tomás Garcés, quien fuera su coordinador de campaña.

“Es realmente indignante conocer los rumores que han salido, ensuciando el nombre de un gran amigo y excelente profesional, a quien he recomendado y seguiré recomendando en el futuro”, dijo en su momento el parlamentario.