El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, se refirió a la denuncia por espionaje realizada por la Sociedad de Fomento y Fabril (Sofofa) tras encontrar un micrófono y una cámara grabadora en la oficina de Hermann von Mühlenbrock y del director de Carozzi, José Juan Llugany.

En conversación con radio ADN, la autoridad manifestó que “nosotros siempre esperamos que la Fiscalía haga una indicación inicial y nos ponemos de acuerdo para iniciar una acción judicial”.

Añadió que “una vez que tengamos los datos precisos vamos a poder una opinión más concreta”.

A renglón seguido, aseguró con todas sus letras que “evidentemente esto es grave”.

“Esto de ir instalando cualquier tipo de artilugio es grave”, cerró.