El presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), Hermann von Mühlenbrock, denunció ante el comité ejecutivo del gremio el hallazgo de un micrófono instalado nada más ni nada menos que en su propia oficina.

Según consigna La Tercera, el gremio industrial decidió contratar a la empresa de investigación privada, Porfacis, firma que tras un exhaustivo trabajo encontró en la esquina de la oficina un aparato instalado, que dice relación con un micrófono, una cámara de video y una grabadora de audio. Dicho objeto se activaba a través de un celular prepago.

El informe de Porfacis apuntó además a que el artefacto se encontraba allí desde hace varios meses, conclusión a la que se llegó tomando en consideración el polvo que cubría al objeto al momento de su hallazgo.

Tras tener información suficiente frente al caso, la Sofofa denunció los hechos ante la fiscalía este viernes.

Tras enterarse del espionaje en voz de von Mühlenbrock, el candidato único para asumir la presidencia del gremio, Bernardo Larraín Matte, señaló que “les agradecemos la confianza de habernos informado en la reunión de hoy, sostenida en la oficina de Hermann, los hechos descubiertos en las oficinas de Carozzi (empresa socia de la Sofofa) y en las oficinas de la Sofofa”.

Agregó que “tal como lo comentáramos en la reunión, revisten la mayor gravedad, cualquiera sea el origen y las motivaciones que hayan tenido los responsables pues, de acreditarse, la empresa mencionada y la Sofofa habrían sido víctimas de un espionaje gravísimo. Cabe preguntarse además si existen otras empresas e instituciones víctimas de ilícitos similares”.

A renglón seguido, recalcó que “todo lo anterior justifica acometer enérgicamente todas las investigaciones y acciones judiciales que ustedes, como dirección superior de la institución, consideren pertinentes, con un alto estándar de seriedad y profesionalismo coherente con la gravedad de la situación. Esto, sin perjuicio de las acciones que decida iniciar la citada compañía”.

Por su lado, sostuvo que “si bien apoyamos toda acción encaminada a que se investiguen en detalle estos hechos y se determinen las respectivas responsabilidades, tales decisiones corresponde que se analicen y adopten exclusivamente en la instancia superior de la Sofofa, por lo que no nos parece procedente involucrarnos ni participar en una nueva reunión sobre esta materia”.

“Lo anterior, sin perjuicio que, si así lo determina el Consejo General del próximo miércoles 31, en caso de correspondernos integrar la dirección superior de la sociedad, tengan la seguridad que continuaremos, hasta las últimas consecuencias, con las investigaciones y acciones que se hayan iniciado, u otras que se consideren necesarias para la completa investigación de estos hechos”.