El ministro del Interior, Mario Fernández, salió a precisar por qué le tuvo que decir a la Confederación Nacional de Transportes de Carga que el gobierno no podía decretar estado de excepción en La Araucanía, todo esto tras la quema de 7 máquinas sufrida hace algunos días.

En conversación con Tele 13 Radio, el secretario de Estado afirmó que salió con “decepción de la reunión que sostuvieron ambas partes en La Moneda, ya que ellos “venían con un planteamiento muy complejo que a priori se sabía que no íbamos a aceptar”.

Añadió que “ellos lo que querían era declarar un estado de excepción, lo cual implica poner la zona bajo la orden de un alto oficial de las Fuerzas Armadas”.

A renglón seguido, la autoridad expuso que esa opción se estudia “cuando la situación lo amerita”.

Al respecto, fue claro en indicar que lo ocurrido es un “delito que no tiene por qué afectar a todos los miles de chilenos que viven” allá, quienes “verían limitados sus derechos fundamentales. ¿Con qué finalidad alterar la vida normal?”.

“¿Qué ha pasado en Gran Bretaña o en Francia donde han habido actos terroristas sin ninguna duda? El país no se militarizó. No se estableció una situación de excepción constitucional y el resto de la gente siguió viviendo normalmente”, cerró.