La filtración de fotos o videos ultra hot cobró una nueva víctima en las últimas horas.

Según consigna La Cuarta, se trata de la ex diva de la WWE, Kaitlyn, quien habría sufrido la vulneración de su intimidad y privacidad tras notar que unos hackers lanzaron a la red un pack completo de fotografías y videos de alto contenido sexual.

El material audiovisual, de duración de 2 minutos, fue viralizado a través de diferentes páginas pogno, para luego ser bajado de casi la totalidad de ellos, luego de las exigencias y reclamos de la luchadora.

Vale decir que la profesional no se ha querido referir al tema, como tratando de no seguir acrecentando la polémica que hoy la tiene pasándola como las pelotas.