El sitio Soho.com recogió la publicación de María Paz Ruiz, quien entregó una serie de tips para tener un polvo derechamente inolvidable y como los dioses.

De acuerdo a su publicación, Ruiz sostuvo que “más allá de sus curvas o de sus cualidades, recordamos a nuestras parejas anteriores por su calidad como amantes, hay polvos que siempre se quedarán en nuestra memoria por ser únicos. Deliciosos”.

Añadió que “no hay una escuela para convertirse en buen polvo y todo lo que se hace en la cama se practica de forma autodidacta”.

A continuación revisa la serie de 5 tips que la autora destaca para tener un polvo de lujo:

Espontáneo: “Un buen polvo no se ensaya, no se repite ni se memoriza. El mejor polvo es el que se adapta al tiempo y al espacio de los amantes y les permite desplegar toda su pasión sin importar quién empieza y quién sigue”.

Placentero para ambos: “Una de las formas para poner esto en práctica consiste en hacer lo que nos gusta y no hacer lo que no nos gusta. Si a usted le gusta el sexo oral, es óptimo que esté dispuesto a darle un buen sexo oral a su pareja”.

Apasionado: “Aquí es natural gemir, chillar, gritar, llorar, patalear, decir palabras obscenas, reír y hasta hablar de Dios, pues ya se ha investigado que una de las frases más escuchadas en el sexo es: ¡¡¡¡Por Dios!!!! Cosa que sigue uniendo lo más terrenal de nuestra vida con lo sagrado”.

Duración adecuada: “Está claro que cualquier polvo que termine con la frase ¿Ya acabaste tan rápido? No pasará a la historia por bueno. Los polvos que se extienden por horas y que dejan los genitales con marcas tampoco sacan nota. Un amante que sabe leer estas señales es el que hace que el sexo sea delicioso y no un padecimiento”.