Hay que tener huevos para enfrentar a una jauría de perros en una oscura calle y eso es precisamente lo que tuvo un pequeño niño en un video que se ha viralizado profusamente en redes sociales.

Todo comienza cuando el menor avanza por una especie de pasaje acompañado de una niña, cuando repentinamente se detienen y luego aparecen varios perros.

Cuando dos de los canes más choros se abalanzan sobre los peques, el niño mantiene la calma y se queda quieto, permitiendo el escape de su acompañante.

Con las manos abajo y manteniendo la compostura, de un minuto a otro el héroe decide correr pero otro animal le bloquea el paso.

Con la cabeza fría este mini Chuck Norris trata de alejar uno a uno a los perros logrando abrirse paso para salir de este complicado momento.