Algo así como un portazo en la cara le da Sebastián Piñera a la gratuidad universal cuando esta mañana habla del tema, entre otros, con el programa radial “Estación Moneda”, que en conjunto organizan La Tercera, Radio Zero y Radio Duna.

“El que promete gratuidad universal está engañando al país”, advierte el candidato de la derecha, como para despejar inmediatamente cuál es su postura al respecto.

Piñera argumenta que “la gratuidad universal cuesta entre cuatro mil y cinco mil millones de dólares”, y que el país no tiene esos recursos. Y no sólo no los tiene ahora, dice, sino que tampoco “los va a tener mañana”.

“El que promete gratuidad universal sabiendo que le quedan ocho meses de gobierno y que no va a tener que asumir ese compromiso, está engañando al país”, reitera el, ex mandatario.

Siempre en la línea de sus justificaciones, afirma que la gratuidad universal “significa comprometer todos los recursos presentes y futuros a una sola causa, la causa del financiamiento de la educación superior de los jóvenes. Significa olvidarse de muchos otros sectores de chilenos que también tienen necesidades y merecen ayuda del Estado”.

En ese sentido, dice que “cuando uno compromete todos los recursos debiera decirle al país a quién le está dando la espalda, a quiénes les está pegando un portazo en la cara. Yo no le voy a dar la espalda a los niños de Chile, a la tercera edad, a los enfermos, a las víctimas de la delincuencia ni a la pobreza”.

Entonces, consultado sobre cuál es su postura para financiar a quienes no pueden pagar su educación superior, dice que “vamos a crear un nuevo sistema de financiamiento a la educación superior. Todos los niños y jóvenes que tienen acceso o derecho a acceder a la gratuidad la van a mantener. Para el resto vamos a establecer un sistema en el que no van a participar los bancos, que sea administrado por una agencia estatal y que va a combinar becas y préstamos”.