Esta mañana estaba previsto que la Segunda Sala de la Corte Suprema revisara el recurso de nulidad interpuesto por la defensa de Mauricio Ortega, condenado por femicidio frustrado y lesiones graves gravísimas, contra Nabila Rifo.

Sin embargo, uno de los cinco jueces no llegó al tribunal e iba a ser reemplazado por el juez Jaime Rodríguez, pero la defensa no aceptó y solicitó que se inhabilitara. Ante esto, la audiencia fue suspendida y deberá ser reprogramada.

En tanto, en las afueras del tribunal, un grupo de mujeres integrantes de la “Red Contra Violencia”,realizó una manifestación pacífica, en rechazo al recurso de nulidad interpuesto por Ortega, ya condenado a 26 años de presidio efecyivo por el brutal delito contra su expareja.

El recurso, ingresado el 16 de mayo, argumenta que la sentencia se dictó “infringiendo sustancialmente los derechos o garantías asegurados por la Constitución”, también los abogados de Ortega afirman que existieron infracciones al debido proceso.