“Yo no tengo ningún temor de ir a Chile, pero ya será otra cuestión”.

Eso es parte de lo que salió de la propia boca del exfrentista Raúl Escobar Poblete cuando la tarde de este lunes conversó con José Luis Vargas, el abogado que lo defiende en México por el hecho que tiene ver con el secuestro que lo hizo caer el viernes de la semana anterior.

“Bueno, te estás enterando, qué quieres que te diga, tengo un pasado ”, cuenta Vargas a La Tercera que le dice el comandante Emilio en el Centro de Readaptación Social de Valle Santiago,

Vargas recuerda que a Escobar Poblete lo conoce 12 años atrás cuando un partido de fútbol. “Lo conocí como Ramón Guerra. Había nacido en Puebla, era fotógrafo y jugó como 3 ó 4 meses con nosotros”.

También dice que conoció a Marcela Mardones, expareja de Emilio y detenida el viernes en el sur de Chile. “Lo que sé es que hace cuatro años tuvieron unas diferencias y se separaron”.

La detención

El viernes de la semana anterior, The Clinic Online adelantó que el buscado exfrentista había sido detenido en México, luego de haber burlado la justicia por 26 años. Respecto de esa situación, de ese hecho, que marcó la pauta noticiosa en Chile el fin de semana, esto por la implicancia de Emilio en el crimen de Jaime Guzmán, Vargas relata que el 30 de mayo pasado, a eso de las 10:45 de la mañana, es cuando recibe una llamada de Escobar Poblete.

“Me dijo que lo había detenido la policía administrativa, que aquí tiene una labor preventiva e investigaciones menores, porque la placa (patente) de su vehículo correspondía a otro y debía pagar una multa”.

Al acudir al lugar donde se supone estaba detenido, recuerda que le niegan la existencia de Escobar en ese lugar y “tampoco me dejaron saber dónde estaba y eso es irregular”.

Tuvo que pasar un día y medio para que José Luis Vargas se entere que Raúl Escobar Poblete estaba detenido en la Unidad Antisecuestros en Guanajuato. “Lo golpearon, lo torturaron y lo forzaron a declarar, pero se negó a hacerlo porque no tenía nada que decir”, afirma.

“Le imputan su participación en el secuestro de Nancy Michelle, una ciudadana francesa con residencia en Estados Unidos. Supuestamente él (Escobar) tenía dos cartas de la víctima dirigidas a su esposo”, dice el abogado.

Si bien arriesga 60 años de cárcel por el presunto ilícito, se apeló la prisión preventiva, porque en México, Raúl Escobar no tiene antecedentes.

“Le dije: se te violaron muchos derechos y garantías, así que tenemos la posibilidad de que salgas libre, pero no puedo evitar lo que se está diciendo en los medios que vayan a pedir tu extradición hacia Chile”, recuerda Vargas que le dice.

“El me comentó: yo no tengo ningún temor de ir a Chile, pero ya será otra cuestión”.