En radio Cooperativa, al aire, el presidente del PS, Alvaro Elizalde, acusó que la candidata de la DC, Carolina Goic, constantemente agrede a Alejandro Guillier, como para instalarse.

“Cuando se produjo la conversación entre los partidos de la Nueva Mayoría y la Democracia Cristiana nos planteó que estaba analizando concurrir con candidato propio a primera vuelta, separada del resto de la Nueva Mayoría, el argumento que esgrimió fue que era necesario construir un dique de contención a la candidatura de la derecha, al conservadurismo. Ellos creían que, con una opción propia, se podía construir de mejor forma este dique, pero (…) lo que hemos visto sistemáticamente es una candidatura que ha agredido a la opción más competitiva, con mayor proyección del progresismo, que es la de Alejandro Guillier”, plantea en su participación en “El primer café”.

A modo de respuesta por su presencia en el estudio, el coordinador de la campaña de Goic, Guillermo Larraín, dice que no. Que más que una agresión lo que hay es un intento de abrir un debate.

“No se trata de ninguna agresión, se trata, simplemente, de que pongamos las cartas sobre la mesa: en qué estamos de acuerdo, en qué no estamos de acuerdo, para ver si es que podemos hacer nuevamente un Gobierno juntos”, sostiene.

Entonces Elizalde le replica y marca su diferencia. “Si hubiera declaraciones aisladas uno podría decir que hay una intención de promover un debate democrático, contrastar ideas y que los ciudadanos se pronuncien sobre esas ideas”, pero “ha habido una serie de declaraciones, ya de varias semanas, pronunciadas por la propia candidata de la Democracia Cristiana y por su entorno inmediato, y éstas tienen un tono común: el 90 por ciento de las veces refieren a críticas al candidato con mayor proyección del progresismo”.