La presidenta Michelle Bachelet le dio ayer en la noche una extensa entrevista al programa “El Informante”, de TVN donde habló de coyuntura política, economía y lo que a su juicio será el legado de su segunda administración en La Moneda.

Pero fue una alusión al Frente Amplio la que llamó más la atención. El conductor del programa, Juan Manuel Astorga, le consultó por la irrupción del Frente Amplio y los nuevos rostros que se diferencian de la “izquierda tradicional” y la Mandataria definió su postura.

“No vemos una gran irrupción de gente, por ejemplo, de clase media o gente de clase obrera. No he visto yo, a lo mejor existen. Más bien son los hijos de…”, dijo Bachelet.

La autoridad agregó a su respuesta que eso era lo que revelaba una investigación del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que señala que la política en Chile es vista de muy lejos por sectores con menos recursos y que la sensación de que el poder está en la élite también se repite en el conglomerado que reúne a RD, el Movimiento Autonomista y otras organizaciones.

“No es que haya habido una irrupción masiva social, que democratiza mucho más”, explicó.