El ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, confirmó hoy la cooperación de México en la extradición del guerrillero Raúl Escobar, sindicado como uno de los autores materiales del crimen del senador Jaime Guzmán, en Santiago en 1991.

“Vamos a cooperar para que el señor Escobar Poblete pueda estar en Chile a la brevedad posible”, dijo Muñoz a los periodistas tras el encuentro en Ciudad de México con el canciller de ese país, Luis Videgaray.

El jefe de la diplomacia chilena agregó que durante el proceso “la cancillería mexicana trabajará con nuestros especialistas para hacer que la extradición se pueda completar a la brevedad posible”.

Respecto a su encuentro con Videgaray, Muñoz destacó que “hemos tenido la expresión de voluntad política muy favorable para que se pueda hacer justicia en este caso y para que el señor Escobar pueda estar sometido a los Tribunales de Justicia de Chile en el plazo más breve. Así que diría que ha sido una reunión muy importante”, apostilló.

“Lo que quisiéramos es tener al señor Escobar Poblete en los Tribunales chilenos a la brevedad posible y la disposición de México es la misma que la de Chile”, apuntó el canciller.

Asimismo, indicó que notificará telefónicamente a la presidenta Bachelet, a los familiares de Jaime Guzmán y “todos los que han tenido un seguimiento muy cercano de este caso” sobre la situación.

Raúl Escobar Poblete, conocido como el “Comandante Emilio”, fue capturado el 30 mayo en el estado de Guanajuato tras un operativo de rescate por el secuestro de una ciudadana francesa, dónde el exguerrillero fue aprehendido portando una identidad mexicana falsa bajo el nombre de Ramón Alberto Guevara Valencia.

El “comandante Emilio” fue procesado por la Justicia chilena en calidad de autor material del homicidio del senador de la Unión Demócrata Independiente (UDI), el 1 de abril de 1991, y se encontraba prófugo de la Justicia desde el mismo año del crimen.