Desde la sede del partido Unión Cristianodemócrata, la canciller alemana, Angela Merkel, compareció antes los medios de comunicación de todo el mundo para rendir homenaje al fallecido exmandatario germano, Helmut Kohl, el hombre que estuvo detrás de la reunificación del país europeo en 1990.

Merkel habló de la inteligencia de Kohl para captar entonces, tras la caída del muro, que la reunificación de Alemania era posible. “Fue la mayor obra de arte política. Así Kohl se convirtió en un golpe de suerte para nosotros, alemanes”, subrayó la jefa de gobierno.

La canciller se refirió a Kohl como un “gran alemán y gran europeo”, pues influyó en la reunificación de Alemania y en la integración de Europa.

“Quedará en nuestra memoria como un gran europeo y como canciller de la unidad”, reiteró.

“Helmut Kohl también ha cambiado mi trayectoria política de forma decisiva”, admitió Merkel, en referencia a su infancia y juventud en la Alemania oriental: “Yo estoy personalmente agradecida por la existencia de Helmut Kohl”.