El uruguayo Sebastián Abreu, legendario futbolista de prolongada trayectoria, proseguirá su carrera inacabable en una lluviosa ciudad del sur, en la que vestirá los colores albiverdes del Deportes Puerto Montt, de la “Primera B”.

Puerto Montt, con sede en la ciudad del mismo nombre, será el vigésimo quinto club desde que debutó como profesional en 1994, a los 18 años, con los colores del Defensor Sporting de su país, aunque el jugador ha desmentido las versiones de que aceptó el fichaje para ostentar el récord Guinnes de cantidad de clubes defendidos.

“No me mueven esas cosas. Si hubiese querido romper ese récord no habría vuelto seis veces a Nacional de Uruguay, dos veces a River Plate o dos más a San Lorenzo”, aseguró en declaraciones a El Mercurio.

Las negociaciones de Puerto Montt con el “Loco” Abreu fueron discretas y su resultado se desveló la noche de este jueves en la embajada de Chile en Montevideo, donde suscribió un acuerdo que lo vincula a su nuevo club, con un sueldo mensual de 10.000 dólares.

“Abreu reafirmó, confirmó, con una convicción profunda y entusiasmo, que va a jugar por Deportes Puerto Montt”, aseguró desde la capital uruguaya, “profundamente feliz”, el dirigente del club Hardy Knittel, quien viajó especialmente para sellar el compromiso, que será sellado en Puerto Montt.

El delantero, que entre muchas otras hazañas convirtió un penalti al estilo Panenka ante Ghana para llevar a la selección uruguaya a las semifinales del Mundial de Sudáfrica 2010, viajará a Chile probablemente la próxima semana, después de jugar su último partido con su actual club, el Central Español de Uruguay.

“Mi compromiso es el mismo de siempre: llegar a disfrutar y adquirir todo lo que el fútbol chileno me pueda aportar, porque uno siempre está abierto a aprender”, dijo Abreu en una conversación telefónica con el alcalde de Puerto Montt, Gervoy Paredes.

“Tanto el club como las empresas colaboradoras hicieron un esfuerzo. Me siento muy valorado por Puerto Montt y eso se agradece”, añadió el Loco.

Además del Mundial de Sudáfrica 2010, Abreu estuvo con la Celeste en la Copa del Mundo de Corea-Japón y en la Copa América de 1997, 2007 y 2011, esta última ganada por Uruguay en Argentina, con una marca total en su carrera de 413 goles, 26 de ellos para la selección de Uruguay.

Para Hardy Knittel, el fichaje de Abreu “es una muy buena noticia para el fútbol chileno, para Puerto Montt y el sur de Chile; con el respeto que me merecen todos los jugadores que han pasado por el club, Abreu es la contratación más bombástica”.

Los dirigentes confían en que los aficionados de la ciudad irán con más frecuencia al estadio “Chinquihue”, donde el club juega de local y buscan aumentar de 2.500 a 4.000 por lo menos el promedio de asistencia.

En el último torneo, el Puerto Montt terminó en el noveno lugar de la Primera B, con 34 puntos, a 23 del Curicó Unido, que ascendió a la serie de honor.

Mientras en Puerto Montt celebran, en Talca, los aficionados deben preguntarse qué hicieron los dirigentes del Rangers, que hace algunas semanas aseguraron que había “avanzadas negociaciones” para fichar a Sebastián Abreu, pero que de la noche a la mañana, no hablaron más del asunto.

Abreu seguramente reforzará antiguos vínculos entre Puerto Montt y Uruguay, férreos desde que en 1968 el grupo charrúa Los Iracundos grabó “Puerto Montt”, una canción dedicada a la ciudad, su playa y carisma desde la perspectiva de una historia de amor.

La canción se convirtió en emblema y hoy hasta existe un monumento llamado “Sentados frente al Mar”, en la Costanera, en homenaje a Los Iracundos y su canción, que podría ser profética si los sueños tejidos por la llegada de Abreu se hacen realidad, pues su letra dice en una parte “Salgamos a correr/vivamos el ayer/que nos hizo feliz”.