Luego de las denuncias en video que se filtraron a la prensa respecto a una carabinera que acusó que no le permitían amamantar durante su horario laboral, el Alto Mando de Carabineros ordenó intervenir la Tercera Comisaría de Carabineros de Santiago Central.

De esta manera se dispuso la intervención de la Tercera Comisaría por todos los problemas con las uniformadas y la capitán que fue denunciada en uno de los videos.

Esto significa que la unidad de Inspectoría se “toma” la comisaría y revisa todos los procesos, la parte operativa, logística, recurso humano, indagando si hay fallas y responsabilidades.

El jefe de comunicaciones de Carabineros, Alex Chaván confirmó esta situación indicando que “la institución ha dispuesto que se constituya la Inspectoría General con el propósito de intervenir la unidad y verificar el rodaje administrativo, humano, técnico y logístico que se está llevando a cabo en esta unidad”.

Chaván explicó que “No hay plazo señalado ni plazo mínimo” para este procedimiento “sino que se busca determinar cuáles son las posibles fallas que están existiendo”.

Al mismo tiempo el responsable de las comunicaciones indicó que “se podría llegar a remociones” pero que primero se deben llevar a cabo los procedimientos administrativos.