A través de un espacio donde se siente muy cómoda y desde el mismo lugar donde fue emplazada, las cartas de El Mercurio, la periodista Pilar Molina le respondió al hijo de Manuel José Ossandón quien ayer cuestionó las acusaciones de boletas truchas realizadas por la profesional en el debate radial de los candidatos de la derecha.

La voz de Radio Agricultura sostuvo en una misiva mercurial que lamenta “los pesares que puedo provocar al entorno familiar y personal al ejercer mi rol de periodista. Pero eso soy y en ese papel respondo”.

Con la pólvora viva, la periodista señala que Ossandón ha levantado la probidad como slogan, creyendo con ello “perjudicar a su principal rival del pacto de Chile Vamos”, refiriéndose a Piñera.

En una de las partes más duras, Molina enciende el ventilador al manifestar que “sorprende que en lugar de asumir la gravedad de la acusación del empresario, el candidato Ossandón haya decidido victimizarse y disparar falsedades”.

Pilar Molina emplaza al ex alcalde de Puente Alto a que se querelle en contra del empresario que le habría dicho lo de las boletas, para que este “pueda probar lo que habría sido un delito”.

La periodista entregó detalles de su encuentro con Juan José Gana, quien es su fuente en el caso, “a quien no conocía, me dio los antecedentes, me aseguró que no militaba y menos era del entorno de Sebastián Piñera”.

Al mismo tiempo la periodista dice que “mi relación con Sebastián Piñera ha sido exclusivamente la de un periodista con una figura pública”, sin que el hecho de que la hayan propuesto como carta para el directorio de TVN le quite “independencia profesional”.