Una discusión de fondo, en términos de desarrollo humano, es lo que espera la Presidenta Michelle Bachelet se produzca con la visita anunciada del Papa Francisco a Chile en enero próximo.

“Esta es la segunda vez que un Papa visitará Chile, luego de hace 30 años cuando estuvo el Papa Juan Pablo II en momentos muy especiales de nuestra historia”, partió contextualizando la Jefa de Estado antes de entrar al meollo del asunto, y afirmar que “la visita del Papa Francisco también en un momento muy importante nos va a permitir poder reflexionar sobre lo que nos une como nación”.

Al respecto, la Mandataria apunta a “poder colocar al ser humano en el centro y no al dinero en el centro del desarrollo de una nación”.

“Esto nos habla también de cómo enfrentamos tanto los desafíos sociales como también medioambientales, de los cuales el Papa Francisco ha hablado y ha señalado ante el mundo su posición de manera muy clara”, agregó la Presidenta.