En una breve entrevista con La Segunda, el diputado PPD y candidato a senador por la V región, Marco Antonio Núñez, cuenta su versión del comentado encontronazo con la senadora Isabel Allende cuando en una actividad acompañando a Alejandro Guillier se dijeron de todo.

“El único contacto físico que tuve con Isabel Allende fue un beso de saludo”, afirma el expresidente de la Cámara, desestimando así las palabras del diputado y jefe de campaña de Allende, Christian Urizar, quien aseveró que “hubo un roce de hombros y ella quedó un poco desbalanceada”.

Núñez afirma que la tensión se produce ante la posibilidad de que tanto él como Lagos Weber, ambos PPD, sean electos en noviembre. Además, asegura que son los escuderos de Allende quienes hacen escalar el conflicto. “Lo que hubo fue un diálogo áspero, pero sus escuderos son quienes intentan que esto se transforme en una situación más compleja”.

Finalmente Núñez admite que es necesario hacer un mea culpa, para en un futuro evitar cualquier tipo de roces o “roba cámaras”. De todos modos, defiende que en el lugar había espacio para todos. “Espero que esto no se vuelva a repetir”, agrega.