Hasta el siempre compuesto y políticamente correcto Pedro Carcuro terminó choreándose con el famoso VAR que se prueba en la Copa Confederaciones, tecnología que implicó que a Eduardo Vargas le anularan un gol desde la caseta, y luego le confirmaran otro -también desde la caseta- que los guardalíneas habían dado por offside. El relato es más o menos así.

“Valencia es el que se adueña de la salida. Qué pelota le metió a Alexis. Alexis contra Ondoa, Alexis y Ondoa, Alexis y el enganche, Alexis y el récord, Alexis y la zurda… y el que lo define, el que lo arregla es Edú Vargas… (posición de adelanto dice Gustavo Huerta). Este no fue el VAR. Ay, ay, ay. Alexis lo tuvo ah. Era el gol del récord estaba lindo para gritarlo, era el el gran gol del partido. Y Vargas fue y dijo ‘pucha, hoy no hay caso'”, dice el relator.

Luego, cuando pasan los segundos y discuten acerca de que si la posición era inhabilitante, Huerta exclama que el gol es confirmado y Carcuro simplemente se sale de sus casillas. “Que se vayan a la cresta, perdónenme, pero esto es un papelón. Estos están arruinando el fútbol. Si alguien quiere matar el fútbol, entonces hagamos estas cosas”.