Los dedos gordos le pueden fallar a cualquiera, por eso uno debe tener extremo cuidado con las cosas que anda viendo en Internet, que descarga en su celular y que por último a uno se le ocurre compartir con otras personas.

Es la lección que debe tener Rodrigo, un malogrado papá que compartió una foto de una mujer haciendo poleras mojadas -seguramente de sus grupo de amigos machistas y desocupados- en el WhatsApp de los apoderados del colegio y que se está volviendo viral.

Aunque pidió disculpas en el grupo, lo más probable es que haya quedado marcado por ese fatídico error. Eso sí, de más está decir que Rodrigo, en vez de bajar y compartir webadas, podría preocuparse de otras cosas. ¿O no?