Como este pasquín digital siempre promueve lo bonito que es recordar, traemos a colación lo que dijo Sebastián Piñera sólo seis meses atrás cuando acontece el impasse en la cena de Asexma, momento en que se le regala una muñeca inflable al ministro Luis Felipe Céspedes para “estimular la economía”.

“Regalo de Asexma a ministro de economía: una muñeca inflable para estimular la economía, constituye una afrenta inaceptable para las mujeres”, diría el hombre que aspira a volver a ser Presidente.

En dicha oportunidad, también escribiría que el hecho reflejaba “una vulgaridad y ordinariez inaceptable”.

Pues bien, parece que tuvo que pasar sólo medio año para que Piñera se olvidara de sus palabras. “Bueno muchachos, me acaban de sugerir un juego muy entretenido. Es muy sencillo. Todas las mujeres se tiran al suelo y se hacen las muertas, y todos nosotros nos tiramos encima y nos hacemos los vivos. ¿Qué les parece?”.