“Bueno, primero que nada agradecer al canal Vía X por abrir sus puertas. Pudimos estar saludando a nuestro amigo José Miguel Villouta, quien nos ayuda a promocionar nuestra campaña como Iglesia Evangélica, contra el nefasto orgullo gay, así como el nefasto orgullo pedófilo que obviamente le hacen muy mal a Chile”.

Esa es la declaración que hizo el autodenominado Pastor Soto en su cuenta de Facebook, después de protagonizar un polémico incidente en el programa El Interruptor de Vía X, donde fue expulsado por pisotear una bandera de la diversidad sexual.

“Vamos a estar oponiéndonos a toda idea que nosotros consideramos que va en contra de los principios que tiene la familia chilena. En nuestro país no vamos a tolerar otro trapo de inmundicia”, amenazó el evangélico, quien remató diciendo que la bandera “no alcanza ni siquiera para alfombra. Pero bueno, nosotros vamos a seguir en campaña. Contra todos los políticos y candidatos presidenciales”.

Finalmente, como si fuera poco, terminó sonándose los mocos con la misma bandera, volviendo a provocar. Mire el video: