Luego de que el pasado viernes la Presidenta Michelle Bachelet pidiera perdón al pueblo mapuche por los “errores y horrores” cometidos en su contra, los principales portales de noticias del mundo recogieron sus declaraciones y destacaron el gesto.

“La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, pidió perdón este viernes en nombre del Estado al principal pueblo originario del país, los mapuches, por los desencuentros y la postergación que han sufrido”, informó El País, de España.

El medio, además, consignó que “Hace justamente cinco meses el Gobierno recibió el informe de la Comisión Asesora Presidencial, liderada por monseñor Héctor Vargas, que buscaba soluciones al rezago y al conflicto mapuche que afecta históricamente a la región de La Araucanía, a unos 600 kilómetros al sur de Santiago de Chile”.

Finalmente, El País sostuvo que “La socialista indicó que con la llegada de la democracia en 1990 los gobiernos comenzaron una política de restitución territorial y que en los últimos 25 años el Estado ha hecho millonarias inversiones para comprar, subsidiar y regularizar 230.000 hectáreas de tierras indígenas al pueblo mapuche. Pero estas políticas, indicó Bachelet, no han sido eficientes”.

Por su parte Infobae, diario digital argentino, tildó las palabras de la mandataria como “un intento de comenzar a saldar una vieja deuda con la mayor etnia chilena”. El medio señaló que “En el marco de sus reivindicaciones de restitución de tierras, una cincuentena de mapuches han sido procesados bajo una severa ley antiterrorista que data de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), que triplica las penas en caso de ser declarados culpables, y por cuya aplicación sobre indígenas el Estado chileno ha sido condenada por la ONU”.

El portal estadounidense ABC News, en tanto, destacó que Bachelet anunció el envío de un proyecto de ley al Congreso “pidiendo la creación de un ministerio para los pueblos indígenas de Chile”. Siguiendo la tónica de los medios internacionales, ABC News contextualizó el conflicto en la Araucanía haciendo eco de la discriminación que han vivido los pueblos originarios de la zona, tanto por los conquistadores españoles como por el Estado chileno.