Liceo Industrial de Antofagasta en pie de guerra contra emanaciones tóxicas

Los alumnos del Liceo Industrial de Antofagasta han debido convivir con una rutina inusual: emanaciones constantes de ácido sulfhídrico, amoníaco y otros compuestos los han obligado a evacuar su establecimiento al menos 86 veces en los últimos dos años. El problema, es que no saben quién es el culpable: el sector que comparten con un Cesfam, un jardín de la Junji y 10 mil viviendas, está rodeado por más de 50 empresas, además de la única planta de tratamiento de aguas servidas de la ciudad. Mientras las autoridades y las industrias del sector discuten sobre qué -o quiénes- están provocando las emanaciones tóxicas, la comunidad ha debido aprender a adecuar su vida en torno a estas. Encima de todo, este año en el lugar se inaugurará el nuevo Hospital Regional, proyecto emblema de una de las ciudades más saturadas por la contaminación de Chile.