El expresidente y candidato presidencial de Chile Vamos, Sebastián Piñera, quiso sumarse a los comentarios de aliento a la selección en las redes sociales, una vez terminada la final de la Copa Confederaciones que perdió esta tarde ante Alemania, pero no le fue tan bien.

El exmandatario compartió una imagen de él viendo el partido en el minuto 82 de partido, poco antes de la jugada clarísima que se perdió bajo el arco Ángelo Sagal, con un mensaje para los jugadores chilenos.

“Grande La Roja. Luchó hasta el final con el corazón de Chileno latiendo y los pantalones bien puestos”, dijo el precandidato.

El problema es que los demás tuiteros, con ojo de águila ante la imagen, le fustigaron la mufa y lo reventaron por ser yeta, con varios epítetos y haciendo callar al candidato.

Pero no todo fue mala onda, porque también hubo ágiles que hicieron webeos inmediatos con esa foto: