El conocido médico veterinario Sebastián “Lindorfo” Jiménez, conductor del desaparecido programa “El libro de la Selva”, recordó su vínculo profesional con Osvaldo Campos Azócar, el colega responsable de la balacera que terminó con dos muertos y seis heridos, ayer al interior del Casino Monticello.

Según le relató a La Cuarta, Jiménez dijo que el vínculo con el veterinario -que además se suicidó parapetado en un baño del casino- sólo le ha provocado malos ratos.

“Me trajo problemas, la gente me llamaba y me alegaba que era amigo mío y que les cobraba mucha plata. Él tenía fotos conmigo y el problema es que decía que era mi amigo. Eso era falso”, explicó.

Según el exanimador de Mega tuvo que encararlo por esa situación e incluso lo llamó por teléfono para que dejara de decirle a la gente que era amigo suyo.

“Lindorfo” dijo que nunca supo de su ludopatía. “Claramente hubo un desequilibrio mental en su comportamiento”, agregó.

Por su parte, el Colegio Médico Veterinario de Chile se refirió también a los hechos señalando que Campos nunca presidente del ‘Colegio Médico Veterinario de Chile del sector poniente’ porque este no existe.

“Fue expulsado del Colegio Médico Veterinario de Chile con fecha 15 de mayo, por unanimidad, debido a variadas denuncias éticas en su contra, luego de una investigación interna realizada por el comité de ética de nuestra institución”, dijeron.

Veterinario que se suicidó parapetado en Casino Monticello llevaba seis días apostando – The Clinic Online

Osvaldo Campos estaba en el casino desde el pasado 26 de junio y habría perdido una suma cercana a los 18 millones de pesos, lo que habría motivado el tiroteo que emprendió en el primer piso del casino, dejando a dos trabajadores muertos y otras seis personas heridas.