De seguro que al senador Alejandro Guillier se le debe haber revuelto el estómago cuando esta mañana, como debe hacer siempre, abrió los diarios y revistas y se encontró con que su par Guido Girardi declaraba en una entrevista con la revista Cosas que él, el periodista, era como el mal menor para la Nueva Mayoría. Peor aún, un castigo.

Tal como adelanta La Tercera respecto de la publicación, el senador PPD afirma que la figura de Guillier emerge de “nuestra incapacidad para elaborar nuevas respuestas”.

Y no sólo eso, no sólo de incapacidad propia. Girardi también refiere que “Guillier es un castigo a nosotros mismos”.

El parlamentario, en esa búsqueda de las explicaciones para el momento que define como un castigo, dice que antes de llegar a este escenario fue un error que Ricardo Lagos se bajara, que el PPD estaba dispuesto a ir a perder con él a la primaria, pero que ya está.  “El tomó su decisión”.

Para Girardi, Lagos renunció a la metamorfosis que debía hacer para emerger como figura más potente, y esto era “ser como cuncuna en el siglo XX y mariposa en el siglo XXI”.