La defensa de Mauricio Ortega, condenado por sacarle los ojos a su expareja, Nabila Rifo, consiguió que la Corte Suprema acogiera parte del recurso de nulidad presentando en mayo. Por cuatro votos a uno, los jueces resolvieron anular la pena por femicidio frustrado.

Según informa el diario La Tercera, la Sala Penal de la Corte Suprema, determinó rebajar la condena inicial de 26 años de cárcel que pesaba contra Ortega, porque la agresión contra su expareja, ocurrida en Coyhaique, se trataría solo de lesiones graves y mutilación de sus ojos.

La condena de primera instancia estableció que Ortega agredió a Rifo Ruiz con piedras en reiteradas ocasiones, luego que ella quedó tirada en el suelo, la abandonó en la calle y fue por un objeto cortopunzante, regresó al lugar y le sacó los ojos.

El fallo de la Corte, que será redactado por el juez Milton Juica, en que se expondrán los argumentos jurídicos para anular el cargo de femicido frustrado, tal como solicitó la Defensoría Pública, será dado a conocer el martes a las 13:00 horas.

Se estima que con la nueva decisión de la Corte, la pena contra Ortega bajaría de los 26 años a 18 años, es decir, una rebaja de 8 años porque los jueces del máximo tribunal del país no lograron llegar a la convicción que en la golpiza previa a sacarle los ojos, el condenado intentó matar a Nabila Rifo.