Hace algunos días Marcela Aranda irrumpió en la agenda noticiosa del país por su férrea defensa al paso del llamado “bus de la libertad” y su total rechazo a ciertos libros de educación sexual del Gobierno que hablaban sobre tragar semen.

“Hoy día, tienes manuales de educación sexual que hablan de tragar semen y que es alto en calcio, proteínas, lípidos y en zinc, y se menciona a niños de 9 años de todo Chile, sin ningún filtro paternal“, disparaba la vocera del Bus de la libertad, con libro en mano, en cada punto de prensa que concedía.

Según consigna El Dínamo, lo cierto es que este texto titulado “Orientaciones para la inclusión de la personas: Lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex en el sistema educativo chileno”, jamás se entregó a los establecimientos educacionales ni mucho menos llegó a manos de niños de 9 años, tal como denunció.

Vale recordar que este libro recalcaba el valor de respetar la dignidad humana y los derechos de todas las personas y a no discriminar a los niños por su orientación sexual.

El mismo caso ocurre con el texto mostrado ante la prensa por Aranda y que se titula “100 preguntas de sexualidad adolescentes” que impulsó la administración de la ex alcaldesa Carolina Tohá en Santiago.

En él se incluyen afirmaciones como que “el semen contiene espermatozoides y otras sustancias como enzimas, zinc, proteínas, vitaminas, lípidos, calcio, potasio y sodio. Debido a su contenido, se ha demostrado que el semen puede tener varios beneficios, por tanto no resulta perjudicial tragarlo”.

A renglón seguido, advierte que “siempre que tengas sexo oral existe el riesgo de transmisión de ITS, como VIH, Sífilis, Herpes y Gonorrea. Debes tener en cuenta que el riesgo de transmisión de VIH por sexo oral aumenta si la persona que está dando sexo oral tiene VIH y la sangre de su boca (si hay alguna herida por minúscula que sea) entra al cuerpo de la persona que recibe el sexo oral a través del revestimiento de la uretra o alguna herida en el pene; o la persona que está recibiendo sexo oral tiene VIH. Su sangre, semen y líquido preseminal pueden contener el virus y entrar en el cuerpo de la persona que está dando el sexo oral a través de heridas en la boca o en la garganta. Si tienes dudas del estado de salud de tu pareja, usa condón en el sexo oral”.

Pues bien, este libro no se distribuyó nunca en colegios, afirmación que asegura el sicólogo Danilo Urbina, quien participó en la elaboración del escrito.

En conversación con El Dínamo, sostuvo que “hay varios mitos al respecto. El libro no se entregó a los establecimientos educacionales y menos a niños de nueve años como ha dicho ella”.

Agregó que “a nivel físico, las copias del libro, que fueron 1.000, se imprimieron y se distribuyeron en distintos espacios, en su mayoría a los profesionales y adolescentes que participaron del texto; a la seremi de Salud y a Bibliometro. Pero no fue a ningún colegio”.

Por su parte, juró que “nunca fue parte del programa de educación sexual. El libro fue parte del Espacio Amigable, una iniciativa del Ministerio de Salud para acercar a adolescentes a la atención de salud primaria. En ese contexto surge la idea del libro, pero de ningún programa de educación. No es parte de un programa de educación de la Municipalidad”.