Durante la jornada de este viernes se dieron a conocer una serie de correos entre el ex senador Pablo Longueira y el abogado y ex fiscal de SQM, Patricio Matías Astaburuaga, que dicen relación con la intención de la minera no metálica de modificar el Código de Aguas y así terminar con la explotación ilegal de aguas subterráneas y dotar de mayores poderes de fiscalización a la DGA (Dirección General de Aguas).

Según consigna la publicación de La Tercera, el primer correo de Astaburuaga a Longueira tiene fecha 9 de noviembre de 2010 y está bajo el asunto “modificación Código de Aguas. En dicho escrito, el jurista le escribe: “Pablo. Te enviamos nuestros comentarios a la brevedad (…). Por favor, confirmar que has recibido este mail”.

No pasan más de 10 minutos cuando el ex ministro formalizado por presunto cohecho y delitos tributarios le contesta: “Ok. Recibido. Un abrazo. Pablo”.

3 días después la bandeja de entrada del ex secretario de Estado aparece con un nuevo correo del abogado en cuestión: “Pablo. Te enviaremos nuestros comentarios el martes o miércoles de la próxima semana. Muchas gracias”. Ese mismo día Longueira le responde que “si es posible me gustaría presentar el proyecto el miércoles, por lo tanto, si pudieras mandarme el texto el lunes a última hora, o el martes temprano, sería óptimo. Gracias. Pablo”.

Tras aceptar la petición, Astaburuaga le manda al ex ministro de Piñera su plan o propuesta ese lunes 15.

“Pablo. Adjuntamos para tu revisión y comentarios un borrador del ‘mensaje’ de las modificaciones que se podrían introducir al Código de Aguas, para evitar la explotación ilegal de aguas subterráneas y para exigir el cumplimiento de las facultades de policía y de fiscalización que la DGA debe ejercer en relación con dichas aguas y las modificaciones propiamente tales. Agradecemos muy sinceramente toda tu ayuda y quedamos a tu disposición para aclarar cualquier aspecto que estimes pertinente en relación con dicho ‘mensaje’ y ‘modificaciones’”, contenía el escrito.

48 horas después el ex fiscal de Soquimich envía un nuevo correo contándole a Longueira una situación que tuvo que vivir en La Moneda respecto a este asunto. “Pablo, estuve en La Moneda y saben que ‘anda dando vueltas’ un proyecto de modificación del Código de Aguas tendiente a fortalecer las facultades de la DGA en relación con las aguas subterráneas. No saben quién o quiénes lo podrían tener. Quedé en averiguar. ¿Perjudicará en algo tus gestiones si les enviamos el texto de los artículos que se podrían modificar?”, sostuvo en aquel entonces.

“Matías. Me sorprende que te hicieran esos comentarios, porque yo no he hablado con nadie sobre este tema. Creo que es mejor no hablar del texto y, por cierto, menos mandárselo”, contestó a la brevedad el ex titular de Economía y ex candidato presidencial.

Vale decir que el abogado de Longueira, Alejandro Espinoza, abordó esta serie de correos y aseguró que “no tienen relevancia alguna, pues nunca Pablo Longueira, cuando era senador, presentó o patrocinó un proyecto de ley relativo al Código de Aguas, ni realizó ninguna gestión relativa a dicho tema”.

Por su lado, la defensa del ex fiscal de SQM prefirió guardar silencio.

Eso sí, ante la fiscal Paola Castiglione declaró como testigo que “antes de analizar los correos que se me exhibieron, debo señalar que SQM requiere derechos de aguas para desarrollar sus operaciones. Durante el período en que ejercí como fiscal de SQM, empezamos a encontrarnos con problemas de agua (…), que decían relación con la existencia de extracciones ilegales de aguas subterráneas”.

Añadió que “dentro de ese contexto, Contesse en 2010 me solicitó la última de las recomendaciones que nosotros habíamos estudiado en la fiscalía de SQM y me pidió que se las enviara a Pablo Longueira”.

En este punto se refería al artículo 299 del Código de Aguas con el fin de entregar mayor poder de fiscalización a la DGA.

Precisó además que “no conozco el resultado de las gestiones de Longueira y tampoco sé si él las realizó. Sí sé que el Código de Aguas no ha sido todavía modificado y que el borrador que envié no tuvo ningún efecto, por cuanto los proyectos de modificaciones al Código de Aguas que yo conozco (…) no contienen el texto del borrador que le envié a Pablo Longueira”.

Pese a que el proyecto ingresó en el gobierno de Piñera, en 2014 durante la administración de la Presidenta Michelle Bachelet se ingresó una indicación de sustitución a la reforma y ya pasó el primer trámite legislativo. Por lo pronto, el proyecto de ley y sus disposición a la reforma al Código de Aguas está en la Comisión de Recursos Hídricos de la Cámara del Senado para su votación.