El senador DC, Patricio Walker, salió a explicar con todas sus letras por qué votará en contra de la causal de violación en el proyecto de ley que despenaliza el aborto.

En entrevista con La Tercera, el parlamentario adelantó que “no voy a hablar de una perspectiva conservadora, yo soy progresista. He votado a favor de la ley de filiación, la píldora del día después, de la ley de divorcio…”

Dicho aquello, precisó que “no comparto la idea matriz del proyecto de ley que no solo despenaliza el aborto en determinadas circunstancias sino que lo legaliza. El proyecto de ley establece en su mensaje, concretamente lo dice, que el aborto debe considerarse en estas causales como una legítima prestación de salud, es decir, como una prestación asegurada por las instituciones sanitarias del país. Y habla de derechos. Por lo tanto, es un proyecto que va más allá de la despenalización”.

En este sentido advirtió que “la tendencia mundial es que los abortos por causales, en la práctica, sobre todo cuando hay parlamentarios que legítimamente creen en el aborto libre, se termina por ampliar y se establece el aborto libre. Y no comparto, personalmente, establecer un derecho absoluto para las mujeres, sin considerar que se está afectando la vida humana de un tercero”.

Pese a que explicó que votará a favor de la causal de peligro de vida de la madre, aclaró que le hace la cruz a la causal de violación: “tengo la convicción de que si legalizamos el aborto en caso de violación, no vamos a aminorar el dolor de esa mujer. Un mal no se puede arreglar con otro mal. La vida humana que está en el vientre de la mujer es tan víctima inocente como la mujer violada que también fue una víctima inocente”.

A renglón seguido recalcó que “por eso yo voy a votar en contra de la legalización del aborto por violación, dejando en claro que voy a apoyar la indicación que presentó el senador Zaldívar en el que se va a facultar al juez para atenuar la pena a la mujer violada que optó por interrumpir el embarazo, de modo tal para que no vaya nunca a la cárcel”.

Al ser consultado por la calificación de “proyecto emblemático” para el gobierno, Walker soltó que “estar en política para actuar como un robot que marca en contra o a favor, o marca abstención, no tiene sentido. Si alguien no lo respeta, es problema de ellos”.