A principios de julio las autoridades de Cema Chile aprobaron la disolución gradual de la fundación, así como también se analizó las posibilidades de traspasar los bienes inmuebles que manejan y que fueron entregados por el Fisco.

Según consigna El Mercurio, la idea comenzó a tomar mayor fuerza luego de las conversaciones que sostuvieron miembros del Consejo del Estado (CDE) con los abogados de Cema, Vivian Bullemore y Yasna Bentjerodt, todo esto en medio de la investigación por posibles delito de malversación de caudales públicos del organismo.

Fue así como quedó estipulado en el acta ordinaria 215 de la fundación que “su disolución debe operar en forma gradual y paulatina, ya que habrá que disolver sede por sede, las que están conformadas por oficinas regionales, provinciales, comunales y distritales”.

Además el consejo estudia las chances de traspasar al Serviu, municipalidades y al Fisco “los inmuebles que actualmente pueden encontrarse desocupados o que se estén desocupando, y en la medida en que esto se vaya produciendo”.

Este proceso también tiene fijado finiquitar los contratos de los 66 empleados de planta que prestan servicios a lo largo del país.

De acuerdo a El Mercurio, ahora el Fisco, por medio del CDE, debe aprobar la propuesta de disolución y traspaso de bienes, así como también su plazo.